Login de usuario
Recordarme

Otras historias insolitas del mundo.

Soleil Moon Frye, Así es Punky Brewster hoy en día...
Soleil Moon Frye, Así es Punky Brewster hoy en día...

Tenía 8 años cuando saltó al estrellato con su personaje más sonado: 'Punky Brewster', la protagonista de la serie con el mismo nombre que emitió la cadena NBC desde 1984 hasta 1988. Soleil, que ahora tiene 37 años, se dedica fundamentalmente a prestar su voz a dibujos animados, ya que después de interpretar a Brewster, solo consiguió un papel de más o menos importancia en 'Cosas de brujas' (2000-2003).

2 Puntos
Hacer favorita
3168 Posts

El niño y la mesera, una de esas historias que tienes que leer...
El niño y la mesera, una de esas historias que tienes que leer...

En los días en que un helado costaba mucho menos, un niño de 10 años entró en un establecimiento y se sentó a una mesa.

La mesera puso un vaso de agua en frente de el.

- ¿Cuánto cuesta un helado de chocolate con cacahuates? preguntó el niño.

- Cincuenta centavos, respondió la mesera.

El niño saco su mano de su bolsillo y examinó un número de monedas.

- ¿Cuánto cuesta un helado solo?, volvió a preguntar.

(En ese momento habían algunas personas que estaban esperando por una mesa y la mesera ya estaba un poco impaciente).

- Treinta y cinco centavos, dijo ella bruscamente.

El niño volvió a contar las monedas.

- Quiero el helado solo, dijo el niño.

La mesera le trajo el helado, puso la cuenta en la mesa y se fue.

El niño terminó el helado, pagó en la caja y se fue.

Cuando la mesera volvió, ella empezó a limpiar la mesa y entonces le costo tragar saliva con lo que vió... Allí, puesto ordenadamente junto al plato vacío, habían veinticinco centavos... Su propina!

El consejo de la historia:
¡Jamás juzgues a alguien solo por las apariencias! y ¡siempre considera que aquellos a quienes sirves pueden darte una sorpresa!

15 Puntos
Hacer favorita
3168 Posts

El obstáculo en el camino, historia de reflexión
El obstáculo en el camino, historia de reflexión

Hace mucho tiempo, un rey colocó una gran roca obstaculizando un camino. Entonces, se escondió y miró para ver si alguien quitaba la tremenda roca.

Algunos de los comerciantes mas adinerados del rey y cortesanos vinieron y simplemente le dieron una vuelta.

Muchos culparon al rey ruidosamente de no mantener los caminos despejados, pero ninguno hizo algo para sacar la piedra grande del camino.

Entonces un campesino vino, y llevaba una carga de verduras. Al aproximarse a la roca, el campesino puso su carga en el piso y trato de mover la roca a un lado del camino. Después de empujar y fatigarse mucho, lo logró.

Mientras recogía su carga de vegetales, el notó una cartera en el piso, justo donde había estado la roca. La cartera contenía muchas monedas de oro y una nota del mismo rey indicando que el oro era para la persona que removiera la piedra del camino.

El campesino aprendió lo que los otros nunca entendieron. Cada obstáculo presenta una oportunidad para mejorar la condición de uno.

El consejo de la historia:
¡Mira cada obstáculo como algo que debe ser resuelto!

10 Puntos
Hacer favorita
3168 Posts

Así serían los famosos de Hollywood sin dientes...
Así serían los famosos de Hollywood sin dientes...

Una serie de imágenes con grandes íconos del cine, galanes muchos de ellos, que pierden todo su encanto al carecer de la dentadura. Entre lo grotesco y lo cómico.

9 Puntos
Hacer favorita
3168 Posts

EL granjero y el niño, Increíble lección de humildad del niño... (Muy bueno)
EL granjero y el niño, Increíble lección de humildad del niño... (Muy bueno)

Un granjero tenía cachorros para vender un niño con una amplia sonrisa le dijo: “Señor, quiero comprarle uno de sus cachorritos”. El granjero, le respondió: estos cachorros son de raza, y cuestan bastante dinero. He conseguido treinta y nueve centavos ¿es esto suficiente? Seguro, dijo el granjero, comenzando a silbar y a gritar, “Dolly, ven aquí”. Dolly salió corriendo de su casilla y bajó la rampa seguida de cuatro pequeñas bolas de piel. Los ojos del niño danzaban de alegría.

Entonces de la casilla salió, a hurtadillas, otra pequeña bola, ésta era notablemente más pequeña. Se deslizó por la rampa y comenzó a renguear en un infructuoso intento por alcanzar al resto. El niño apretó su carita contra la cerca y gritó con fuerzas: ¡Yo quiero a ése!, señalando al más pequeño. El granjero le dijo: "Hijo, tú no quieres a este cachorrito. Él nunca podrá correr y jugar contigo de la forma en que tú quisieras”. Al oír eso, el niño bajó la mano y lentamente se subió el pantalón en una de sus piernas. Le mostró una prótesis de doble abrazadero de acero a ambos lados de su pierna, que iba hasta un zapato especial. Mirando al granjero, le dijo: “Como usted verá, señor, yo tampoco corro tan bien que digamos, y él necesitará a alguien que lo comprenda”.

20 Puntos
Hacer favorita
3168 Posts


12